Palenque

Enclavado en el corazón de una selva de clima tropical, con una temperatura promedio anual de 26°C, con lluvias torrenciales durante el verano, Palenque ofrece a sus visitantes la sorprendente imagen de sus templos y edificios explorados desde el S. XIX, y que datan del Periodo Clásico (400-700 d.C.). Entre sus construcciones más importantes destacan: El Palacio, que se distingue por su gran torre que sobresale del resto de la edificación; los Templos del Sol, de la Cruz y de la Cruz Foliada, que rodean a la Plaza del Sol y el misterioso Templo de las Inscripciones, en el que fue descubierta, en 1952, la tumba –con un sarcófago bellamente tallado- y el ajuar funerario del rey Pakal, antiguo gobernante de la Ciudad quien mandó construir este edificio para que, a su muerte, éste funcionara como su tumba sagrada.

A 6 Km. al este de la zona arqueológica y del Parque Nacional, se localiza la población de Palenque, que cuenta con todos los servicios: hospedaje, restaurantes, tiendas y mercados, donde podrá adquirir todo tipo de artesanías y saborear los exquisitos platillos de la cocina chiapaneca. Muy cerca de ahí podrá descubrir las Cascadas de Agua Azul y Misol-Há, imponentes atractivos naturales, en los que podrá practicar el campismo y observar paisajes que, antiguamente, sólo podían ser admirados por los príncipes mayas.

Toniná

El nombre de Toniná significa en Tzetzal “La casa de piedra” o “El lugar donde se levantan esculturas en piedra en honor del tiempo”. El espacio sagrado es una enorme montaña artificial construida sobre una pequeña cordillera natural de arcilla en el norte del valle de Ocosingo, ésta fue forrada con siete enormes plataformas de piedra sobre las que se construyeron templos y palacios formando un laberinto monumental de más de 70 metros de altura. Alrededor de la gran acrópolis, y por todo el valle, se distribuyeron las áreas de habitación y de cultivo. Toniná presenta una tradición escultórica de rasgos mayas, sin embargo tiene una particularidad propia, cuenta con magníficos altorrelieves en piedra y estuco. Toniná fue una potencia militar, se han encontrado representaciones de prisioneros en piedra y estuco por toda la acrópolis, incluso, los marcadores centrales del juego de pelota son dos cautivos, el más notable es un gobernante de Palenque llamado Kan Hul.

Bonampak

Zona arqueológica enclavada en el municipio de Ocosingo, en medio de la selva a 700 metros sobre el nivel del mar, tiene un clima templado-húmedo (22 oC de media anual). Está comunicado por medio de avionetas desde Tuxtla Gutiérrez, Ocosingo y Tenosique, Tabasco.

La historia del descubrimiento de Bonampak está revestida con los mismos visos de magia y tragedia que caracterizaron las excavaciones de los templos egipcios en el siglo XIX. El pacifista suizo Carlos H. Frey en 1941 decide internarse a la selva lacandona, donde convive con los lacandones, quienes deciden mostrarle la ciudad sagrada de sus ancestros. En 1946 lleva al investigador norteamericano Giles C. Healy, quien fue el primero en descubrir y fotografiar los extraordinarios frescos en el interior de uno de los templos.

Yaxchilán

Yaxchilán, notable por su gran número de monumentos con inscripciones de calidad excepcional, se encuentra inmerso en un espeso manto de bosques tropicales a orillas del río Usumacinta. El desarrollo de esta ciudad sucedió entre los años 350 al 810. Su distribución arquitectónica se adapta a las características del terreno y a la presencia del río, ya que los edificios se extienden de Este a Oeste sobre una amplia plaza limitada al sur por una serie de elevaciones que sirven de asiento a las construcciones.

Yaxchilán es el prototipo de una ciudad perdida en la jungla; localizada en la margen izquierda de un caprichoso meandro del Usumacinta, se encuentra elevada mas de diez metros sobre el nivel medio del río, ocupando una posición central en la Selva Lacandona.
Su origen se remonta a unos dos mil años, cuando un grupo de hombres se establecieron formando una aldea que al paso de los siglos, transformaron en una de las ciudades más bellas y poderosas de la Cuenca del Usumacinta, y que tuvo su máximo esplendor entre los años 550-900 D.C. correspondiente al Período Clásico Tardío.

Chinkultic

Chinkultic en maya significa "Pozo Escalonado", y su cronología se conoce gracias a estudios realizados sobre su alfarería recobrada en una sección del sitio. Su periódo de florecimiento se ubica durante el maya Clásico y fue mencionado por vez primera por el sabio alemán Eduardo Seler, cuando hizo una visita al lugar a fines del siglo XIX.

Tenam Puente

Tenam Puente es un ejido dentro del cual se encuentra la zona arqueológica homónima. Tenam es una voz náhuatl que significa "Fortificación", y Puente se deriva de la finca que existía a principios de siglo en el lugar.

La zona arqueológica de Tenam Puente se asienta sobre una montaña que domina la planicie comiteca, misma que se extiende hasta las Lagunas de Montebello; en ella se encuentran, a lo ancho de 2 km2, diversas construcciones de tipo cívico, religioso y habitacional, levantados sobre grandes plataformas con enormes muros de contención. Dichos muros están acomodados en cinco desniveles, logrando así la formación de plazas abiertas y cerradas sobre las que se distribuyen los edificios principales, algunos de ellos presentan como elemento característico rampas de piedra a manera de contrafuertes.

Paquetes

  • Paquete No. EC007-CHBA-014

    CHIAPAS BÁSICO

  • Paquete No. 02/2012

    CIRCUITO CHIAPAS MAGICO I